Grupo Casco Venezuela

Ruta actualizada de la Volvo Ocean Race 2017-18

ALICANTE, España, 29 de junio – Difícil, intensa y con un recorrido casi tres veces mayor en el Océano Antártico que la edición anterior, la Volvo Ocean Race 2017-18 será la regata más larga de la historia, con 45.000 millas náuticas (mn), atravesará cuatro océanos y llegará a 11 grandes ciudades de los cinco continentes.

Volviendo a sus raíces del Océano Antártico

  • El Océano Antártico es la extensión oceánica más remota del mundo, rodea la Antártida y se caracteriza por las terribles tempestades.
  • El anuncio de la ruta se realizó el pasado miércoles durante el evento que tuvo lugar en la sede de la Volvo Ocean Race en Alicante.
  • La ruta 2017-18 será la distancia navegable más larga, con alrededor de 45.000 millas náuticas.

ALICANTE, España, 29 de junio – Difícil, intensa y con un recorrido casi tres veces mayor en el Océano Antártico que la edición anterior, la Volvo Ocean Race 2017-18 será la regata más larga de la historia, con alrededor de 45.000 millas náuticas (mm), atravesará cuatro océanos y llegará a 11 grandes ciudades de los cinco continentes.

La regata alrededor del mundo que completa 43 años – el principal maratón oceánico que enfrenta a los mejores marineros de este deporte a través de los océanos más difíciles del mundo - se iniciará en Alicante a fines de 2017 con un recorrido de 700 mn hasta Lisboa, Portugal, que representará la primera prueba de la clasificación.

Desde la capital portuguesa, la flota se dirigirá hacia el sur llegando a Ciudad del Cabo, África del Sur, antes de iniciar una épica regata de varias semanas través del Océano Antártico para luego dirigirse, una vez más, hacia el norte, atravesando el ecuador hasta Hong Kong, China, en lo que será una de las etapas más largas en la historia de la regata.

Desde Hong Kong la flota se dirigirá a Cantón (China) – no será una etapa puntuable - , donde se celebrará una regata “in-port” y varias otras actividades. La regata se reanudará, saliendo de Hong Kong rumbo a Auckland, Nueva Zelanda. Desde allí, la flota se dirigirá nuevamente a través del Océano Antártico alrededor del mítico Cabo de Hornos como principal atractivo, para luego, a través del Océano Atlántico, llegar al puerto de Itajaí en el sur de Brasil.

Desde el puerto brasileño, como en la edición pasada, las embarcaciones se dirigirán al hemisferio norte, hacia el litoral este de los E.E.U.U. llegando a Newport, Rhode Island, antes de lanzarse a través del Atlántico Norte en el tramo banda azul, que las verá regresar por primera en 12 años a la costa británica.

La flota llegará a Cardiff, capital de Gales, en mayo de 2018, antes de vencer la región septentrional de las Islas Británicas en una corta pero potencialmente terrible etapa hasta la penúltima parada en Gotemburgo, Suecia. La regata 2017-18 culminará con una gran final en La Haya, Países Bajos.

Será la regata más larga de las 12 ediciones anteriores del evento que nació como la Whitbread Round the World Race en 1973.

Pero a pesar de que los equipos navegarán más millas náuticas que nunca antes, la regata en sí está prevista para durar un mes menos que en las últimas 12 ediciones.

"Más acción, más velocidad, más millas difíciles y más sedes de llegada, pero una regata más corta - es una evolución en la dirección correcta y un movimiento que acerca la regata a sus raíces y al legado original, al tiempo que mejora su fuerte valor comercial y la excelente oportunidad para los patrocinadores", afirma Mark Turner, que acabó de asumir el cargo de director general de la Volvo Ocean Race a principios de este mes.

Alrededor de 12.500 mn de la regata tendrán lugar en el Océano Antártico, en las aguas veloces y heladas que rodean la Antártida, donde, sin obstáculos geográficos, ocurren algunas de las depresiones climáticas más acentuadas en esa región del globo, generando olas gigantes que castigan a los navegantes, junto con los fuertes vientos que pueden llegar a picos de 70 nudos (130 km/h). En la edición anterior, los equipos recorrieron alrededor de 4.500 mn de regata en el Océano Antártico.

"En 2017-18 estaremos visitando algunas de las más famosas ciudades de vela del mundo - lugares como Ciudad del Cabo, Auckland y Newport, Rhode Island - sin dejar de llevar la regata a nuevos públicos en nuevas ciudades", dijo Turner, cuando se dio a conocer la ruta el miércoles pasado.

"En primer lugar a Hong Kong, una ciudad increíble que será el punto de encuentro para los aficionados del sudeste asiático y los invitados VIP. Luego hacia Cantón, China – es la primera vez que la regata visitará una de las cuatro ciudades Nivel 1 premium del país.

Y finalmente Cardiff, con el regreso de la regata al Reino Unido por primera vez desde 2005-06. El Reino Unido es la cuna de la Whitbread Round World Race, que comenzó en Portsmouth en 1973 y más tarde se convirtió en la Volvo Ocean Race en 1998.

De cara al futuro, Turner añade: "Es también sensacional estar preparándose para un cuarto inicio consecutivo desde nuestra puerto de origen de Alicante, y dirigiéndonos a ciudades familiares donde estamos construyendo un legado para la regata - Lisboa, Itajaí, Gotemburgo y La Haya"

Richard Mason, Director de Operaciones de la regata, comentó: "En la última edición dimos la bienvenida a más de 2,4 millones de visitantes y más de 70.000 clientes corporativos a nuestras instalaciones en las ciudades anfitrionas. Estamos decididos a ofrecer una regata aún más emocionante en 2017-18, al tiempo que ofrecemos una experiencia del Race Village aún mejor para nuestros fans, invitados y socios. "

Mason, un marinero con cinco participaciones en la Volvo Ocean Race  admitió: "¡Estoy tentado a volver a la vela ahora que he visto esta increíble nueva ruta, pero mi nuevo CEO me lo ha prohibido!"

El Océano Antártico ha jugado un papel muy importante en la historia de la Regata. En los primeros años de la Whitbread, la flota se dirigía lo más hacia adentro posible del Océano Antártico, haciendo frente a los icebergs y vientos feroces de los Rugientes bramadores para acortar al máximo la distancia de la ruta.

En las ediciones más recientes, los barcos han navegado hacia el norte por el Océano Índico, en dirección al Medio Oriente - y sólo han regresado al sur y su clima más extremo para el tramo más corto a través del Cabo de Hornos.

"Por supuesto, la seguridad sigue siendo primordial," afirma Phil Lawrence, el próximo director de la regata. “Con modernos sistemas de rastreo y comunicación satelital, aunados al acceso a la información de la ruta en profundidad, podremos mantenenos un paso adelante de las condiciones climáticas y limitar la exposición de los marineros.

"Pero en última instancia, siempre habrá peligro. Los marineros saben que ponen sus vidas en juego cuando enfrenten el 'Everest' de la vela profesional. De eso se trata la Volvo Ocean Race – enfrentar las condiciones más duras que la madre naturaleza puede tirarle encima a uno y superarlas"