Ascendum España

Veidekke alcanza nuevos cotas con la excavadora de demolición más alta de Volvo

El gigante de construcción noruego Veidekke ha empleado una excavadora de largo alcance Volvo EC750E HR para derribar House of Oslo, uno de los edificios más grandes de la capital, que cuenta nada menos que con 11 plantas.

Cuando se le encargó a la empresa noruega Veidekke que derribara House of Oslo, un impresionante centro comercial ubicado en el corazón de la capital, esta aceptó sabiendo que se enfrentaba a todo un reto.

Para empezar, su superficie ocupaba 55.000 m2 con calles bulliciosas llenas de peatones, coches y tranvías a su alrededor. Además, es un edificio de 11 plantas, es decir, una altura considerable incluso para las empresas de demolición con más experiencia.

Un trabajo de estas dimensiones necesitaba una máquina aún mayor que pudiese realizar sus operaciones con todas las garantías de seguridad y cumpliendo los plazos previstos.

Solución pensada en el cliente

Veidekke se puso en contacto con Volvo CE en búsqueda de un equipo que cumpliera con sus exigencias, ya que había tenido éxito en el pasado con otras siete excavadoras de demolición de largo alcance de esta marca.

Así pues, esta empresa expuso sus necesidades y Volvo CE las atendió con el lanzamiento de la excavadora EC750E HR en 2018, con un diseño que tuvo en cuenta los comentarios de Veidekke y de otros clientes de todo el mundo.

«Necesitábamos una máquina con un largo alcance y eso es lo que nos dieron», afirma Jon Nässelquist, director de compras de máquinas en Veidekke. «Que un cliente pueda presentar sus propias necesidades para que Volvo fabrique lo que quiera es una oportunidad única».

La nueva EC750E HR cuenta con una altura máxima del pasador de 36 m y una herramienta de 3,6 toneladas, lo que supone una mejora del alcance de 4 m y un aumento del 44% en el peso de la herramienta con respecto a su predecesora, la EC700C HR.

Cimientos sólidos

La estabilidad y la seguridad son los pilares de este diseño, ya que la excavadora ha sido concebida específicamente para la demolición.

La EC750E HR incluye un carro inferior completamente nuevo desarrollado expresamente para el segmento de demolición. Es más pesada y más ancha que la excavadora Volvo EC950E, la cual es más grande, y en comparación con la EC750E, el carro inferior es 0,5 m más largo y 1 m más ancho, con una entrevía de nada menos que 4,3 m.

La EC750E HR cuenta con 4 toneladas adicionales de contrapeso, por lo que su peso se eleva a 104 toneladas, y presume de una mayor estabilidad gracias a una base sólida con la que logra un rendimiento imbatible.

«Su ancho y su contrapeso son dos características que le dotan de una gran estabilidad», aclara Nässelquist. «Es tremendamente sólida. Incluso cuando se usa su función de largo alcance, la máquina conserva su fuerza y no se balancea, un virtud que resulta imprescindible».

Seguridad como pilar fundamental

La EC750E HR dispone además de una serie de importantes características de seguridad con las que protege al operador de Veidekke y a la máquina mientras quita entre sesenta y setenta mil toneladas de escombros de hormigón en House of Oslo.

Entre ellas se incluye un paquete integral protector de demoliciones con un resistente sistema contra la caída de objetos (Falling Object Guard, FOG) colocado en la estructura, cuyo fin es proteger al operador de la caída de escombros, pero conservando su visibilidad. Y, para mejorar aún más la seguridad, la EC750E HR incorpora como novedad un sistema denominado indicador de momento total (total moment indicator, TMI). Este se vale de la pantalla en la cabina para mostrar información a tiempo real de dónde se encuentran la pluma y la herramienta, y advierte al operador de los momentos en que hay una posición peligrosa durante el trabajo.

Todo bajo control

Además, la máquina ha sido concebida para proporcionar el máximo confort. Cuando se derriban edificios altos, los operadores de máquinas se deben ocupar ante todo de puntos muy elevados, por eso, la cabina de la EC750E HR se puede inclinar hasta 30 grados, por lo que reduce lesiones cervicales, así como la fatiga de los operadores.

El operador de máquinas Kenneth Ufs confirma que esta función de inclinación ha dado mayor calidad a su vida laboral: «La idea de poder inclinar la máquina es genial. En largas jornadas de trabajo, sigo sintiéndome cómodo y capaz de mantener mi atención».

Aparte del confort, Ufs valora igualmente la sensibilidad de los controles del sistema hidráulico. «La máquina disfruta de un sistema hidráulico con un funcionamiento suave que reacciona justo como quiero. Tiene una gran capacidad de respuesta y responde con rapidez, lo cual es fundamental», apunta.

Un sistema hidráulico con una elevada capacidad de respuesta conlleva mayores niveles de control, seguridad y eficiencia, lo que a su vez se traduce en una mayor productividad y la satisfacción total de los operadores.

Una estrecha relación

Hace catorce años que Veidekke se cuenta como uno de los clientes de Volvo y posee una flota con un total de 66 máquinas de Volvo. Este empresario encargó su nueva EC750E HR con una pluma de 36 m incluso antes de que se presentara la máquina oficialmente. De hecho, ha sido la primera compañía que se ha hecho con una.

Los miembros de Veidekke además han visitado la fábrica de la excavadora de Volvo CE en Changwon, Corea. Allí, fueron testigos de su fabricación y pudieron ver un anticipo del resultado final que recibirían más adelante.

«Volvo es un socio valioso en lo que se refiere a trabajos de demolición», indica Erik Nilsen, director medioambiental y de construcción de Veidekke Norway. «La EC750E HR funciona a las mil maravillas y nos ha permitido conservar una elevada productividad. Es la herramienta más efectiva para un trabajo de estas características».