Mekatronic Uruguay

Volvo CE anuncia compromiso con metas basadas en la ciencia para reducir emisiones de carbono

Volvo Construction Equipment ha anunciado su compromiso con los objetivos SBTI (Science Based Targets) para lograr una emisión cero de contaminantes en su cadena de producción para 2040, con reducciones significativas ya en 2030. La medida se ha tomado en consonancia con la intención de la empresa de reducir su impacto en las emisiones de carbono y ayudar a cumplir los objetivos del Acuerdo de Paris, el tratado de las naciones Unidas que rige las acciones de reducción de gases para frenar el calentamiento global.

Máquina Volvo en uso

Los SBTI (Objetivos basados en la ciencia) son una iniciativa para impulsar una acción climática ambiciosa en el sector privado, permitiendo a las empresas establecer objetivos de reducción de emisiones con base científica. El objetivo de cero emisiones de gases de efecto invernadero es un compromiso conjunto del Grupo Volvo en todas las áreas de negocio y se fijó para 10 años antes del acuerdo SBTi, teniendo en cuenta la edad media de los equipos utilizados por los clientes. Para que toda la flota tenga cero emisiones en 2050, es necesario que todos los productos entregados a partir de 2040 no produzcan gases contaminantes.

Volvo CE también ha fijado sus propios objetivos para 2030, entre los que se incluye la reducción a la mitad de las emisiones en sus propias operaciones, instalaciones y procesos de fabricación, logrando un 30% de reducción absoluta en el uso de sus productos. Las emisiones indirectas representan la mayor proporción de la difusión de carbono de la empresa. En el caso de la industria de maquinaria de construcción, la mayoría de las emisiones se generan cuando las máquinas están en uso, una vez que salen de las fábricas.

“El cambio climático es real y uno de los mayores retos de nuestro tiempo. Como uno de los principales fabricantes de equipos de construcción del mundo, no tenemos solamente la responsabilidad de reducir nuestra huella de carbono. También tenemos una visión clara, mucha determinación y muchos talentos para impulsar esta transformación que es tan urgente como necesaria. Lo que elegimos hoy dará forma al mundo del mañana. Elegimos actuar”, dice Melker Jernberg, Presidente de Volvo CE.

Volvo CE ya está comprometida con la descarbonización por medio de sus tecnologías de vanguardia y también a través de su participación en iniciativas sobre el cambio climático, como el Construction Climate Challenge (CCC) y el WWF Climate Savers ProgramWWF. Con los SBTi, la empresa dispone de otra herramienta para garantizar que las reducciones se ajustan a la ciencia climática más reciente para cumplir el Acuerdo de París.

La unión hace la fuerza

La marca está adoptando un enfoque holístico para enfrentar el cambio climático. Volvo seguirá su camino de innovación, ya probado, de adoptar las tres vertientes de la electromovilidad: máquinas eléctricas de batería, equipos alimentados por pilas de combustible de hidrógeno y soluciones mejoradas de motores de combustión interna. Volvo CE también continuará su trabajo con asociaciones líderes en la industria para acelerar el desarrollo de nuevas tecnologías, trabajando junto con los clientes para llevar soluciones sostenibles al mercado y colaborando con los distribuidores y proveedores para explorar nuevas formas de trabajo.

“Los avances tecnológicos son una de las formas clave de reducir el impacto del carbono", afirma Niklas Nillroth, responsable de sostenibilidad y relaciones públicas de Volvo CE. "Otro importante motor para alcanzar estos objetivos será un nuevo nivel de colaboración, tanto interna como externa, a través de asociaciones. Sólo mediante esfuerzos conjuntos, en los que cada uno de nosotros se responsabilice de su parte con una mentalidad holística, podremos alcanzar colectivamente estos importantes objetivos. Juntos, ayudamos a construir el mundo en el que queremos vivir”, concluye el ejecutivo

Los SBTi son una colaboración entre el CDP, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, el Instituto de Recursos Mundiales y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). La iniciativa ayuda a las empresas a establecer objetivos basados en la ciencia para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y transformar las operaciones de negocio para adaptarlas a la economía de bajas emisiones de carbono.