Rieder & CIA S.A.C.I Paraguay

Servicio de monitoreo proactivo de Volvo CE ayuda a disminuir costos innecesarios durante la pandemia

Volvo Construction Equipment a través de su servicio de monitoreo proactivo de equipos, el ActiveCare Direct™, ofrece a sus clientes una manera inteligente y fácil de ahorrar costos durante al período de la pandemia del coronavirus que acarreó dificultades para toda la economía.

“El ACD contribuye a aumentar la rentabilidad de los negocios de nuestros clientes. Es un sistema muy importante, especialmente ahora, durante el difícil período que atraviesan las empresas, cuando el control de costos es aún más relevante", dice Samuel Albuquerque, gerente de ventas y marketing de repuestos de Volvo CE Latinoamérica. “Es una herramienta que ayuda a evitar gastos innecesarios con eventuales fallas y futuras averías de las máquinas, y a reducir el consumo de combustible, entre muchos otros beneficios", añade el ejecutivo.

El ACD utiliza la información obtenida a través del sistema telemático CareTrack ™ de Volvo CE. Con estos datos, los ingenieros y técnicos de la marca y de la red de distribuidores informan a los gestores de la flota para que puedan conseguir el mejor rendimiento posible en el trabajo de campo. El ACD está disponible para varios mercados latinoamericanos, como Argentina, Brasil. Chile, México y Perú.

Más ahorro y rendimiento 

Las cifras oficiales de Volvo muestran excelentes resultados, ya que al utilizar esta tecnología los clientes pueden lograr hasta un 15% de ahorro de combustible, mejorar el uso de los equipos hasta un 10% y reducir el tiempo de ralentí de la máquina hasta un 7%.
Es un rendimiento que se logra principalmente a través de la economía proyectada con la prevención de fallas y la reducción del consumo de diésel", informa Leonardo Zaia, responsable comercial de esta herramienta. 

“Queremos estimular la adopción de este servicio precisamente en un momento en el que la mejora de la productividad, el flujo de caja y la reducción de los gastos son fundamentales para mantener el buen rendimiento financiero de la empresa", destaca Zaia.

El ACD revela muchas situaciones que pueden mejorarse o evitarse durante el funcionamiento de la máquina: uso excesivo del ralentí, equipo que se mueve a una velocidad superior a la recomendada, régimen del motor, elección equivocada de trabajo, parada en alta RPM y eventuales riesgos de fallas. Es posible encontrar muchas oportunidades de mejora, incluida la capacitación de operadores", observa Zaia.

Es muy importante que los clientes sean proactivos en cualquier circunstancia, pero especialmente ahora, en un momento de baja actividad productiva y comercial", señala Albuquerque, y añade que el sistema es una excelente herramienta para predecir y reducir los costos innecesarios y aumentar la disponibilidad del equipo evitando las paradas imprevistas.  

Monitorización remota

En el ACD todo funciona a distancia. Los usuarios pueden supervisar el funcionamiento, la integridad y el rendimiento de la máquina. Los informes indican posibilidades para aumentar la productividad y disminuir los costos operativos. Advierten, por ejemplo, sobre la necesidad de cambiar alguna pieza o sobre algún problema recurrente, asegurando una mayor previsibilidad en el mantenimiento. Así pues, el cliente toma medidas preventivas que evitan la avería de los componentes más caros y el desembolso de un valor más elevado, lo que normalmente ocurre en las intervenciones correctivas. 

Los informes también permiten ver el porcentaje de utilización de las máquinas operando en relación al tiempo de inactividad, ya sea para toda la flota o sólo para un equipo, discriminando por modelo, tipo y aplicación. El sistema también genera mensajes de correo electrónico para el distribuidor Volvo, proporcionando una guía paso a paso sobre cómo resolver los problemas identificados a través de los códigos de falla.