Volvo CE ofrece a sus clientes una asistencia personalizada para alcanzar los objetivos de reducción de carbono

La visión de un futuro sin carbono solo es posible a partir de la colaboración. En un compromiso compartido para reducir su impacto ambiental, Volvo Construction Equipment (Volvo CE) se ha propuesto ayudar a sus clientes a conseguir sus propios objetivos de reducción de carbono a través de planes personalizados.

Aprovechando su amplia oferta de soluciones y servicios, Volvo CE ha diseñado un modelo paso a paso utilizando el Programa de reducción de CO2 para ayudar a sus clientes a alcanzar sus propios objetivos de neutralidad climática. No existe ninguna solución universal y cada cliente es diferente, por lo que estas soluciones a medida ofrecen una forma práctica de introducir mejoras en el uso de las máquinas sobre el terreno, tanto hoy como en el futuro.

Niklas Nillroth, Director de sostenibilidad y asuntos públicos de Volvo CE, asegura: “El cambio climático es uno de los mayores desafíos de nuestros tiempos y una de las cosas más importantes que podemos hacer es ayudar a nuestros clientes a reducir sus emisiones. Es vital que impliquemos a todo el mundo y consigamos integrar la sostenibilidad en su trabajo cotidiano. Todos los pasos del camino hacia la neutralidad son importantes.”

“Nuestros servicios son fruto de décadas de innovación en Volvo CE, pero por primera vez los integramos todos en un programa agrupado que puede personalizarse según las necesidades de nuestros clientes.”

Cuatro pasos para la reducción de CO2

El Programa de reducción de CO2 está diseñado para integrarse sin problemas en los planes del cliente y para mantener los niveles necesarios de rentabilidad y productividad, y se basa en cuatro sencillos pasos:

  1. Información: para empezar, Volvo CE se marca el objetivo es entender cuál es la situación del cliente en materia de emisiones de carbono, para poder definir un punto de partida. A partir de los datos telemáticos de las máquinas conectadas, Volvo CE define la huella de CO2 para todas las máquinas que utiliza, sea cual sea su marca. Un seguimiento de estos datos puede ayudar al cliente a visualizar el impacto de la reducción de las emisiones de carbono con el paso del tiempo.
  2. Análisis: los expertos de Volvo CE analizan los datos de las máquinas del cliente y realizan un estudio del terreno para entender cómo el flujo de material, la composición de la flota y el comportamiento del operador influyen en las emisiones en sus obras. Volvo CE sugiere después áreas de mejora y posibles acciones para reducir el nivel de CO2/tonelada. Con Volvo Site Simulation, los expertos también pueden mostrar el impacto de estas mejoras en sus operaciones para impulsar un cambio real.
  3. Mejora: una vez identificadas las acciones concretas necesarias, Volvo CE ayuda al cliente a llevarlas a la práctica. La situación será diferente para cada cliente, pero Volvo CE ofrecerá asistencia a través de servicios como la formación de operadores Eco y otros servicios de eficiencia, como Efficient Load Out, o para planificar una transición fluida hacia unas máquinas eléctricas.
  4. Mantenimiento: en este punto el cliente tal vez ya está empezando a ver los resultados de sus esfuerzos, tanto económicamente como para el medio ambiente. Sin embargo, para Volvo CE el último paso es siempre consolidar estos esfuerzos mediante un control continuo del nivel de CO2, para asegurarse de que las mejoras contribuyen a reducir las emisiones y los clientes no vuelven a los viejos hábitos. Volvo CE seguirá buscando nuevas formas de reducir todavía más las emisiones en el futuro.

Mostrando el camino. Juntos.

Este programa para clientes es una de las muchas iniciativas planteadas por Volvo CE para la imprescindible transformación del sector de la construcción. La empresa se ha fijado el ambicioso objetivo de alcanzar un nivel cero de emisiones de gases de efecto invernadero en la cadena de valor de aquí a 2040, con una reducción del 50% de las emisiones de CO2 en nuestras operaciones y del 30% en el uso de los productos ya en 2030.

En 2013, Volvo CE puso en marcha la primera planta de máquinas de construcción neutra en carbono en la localidad sueca de Braås, de cuyas cadenas de montaje salió hace poco el primer vehículo del mundo fabricado con acero libre de fósiles, y en la actualidad cuenta con la gama más completa de máquinas eléctricas.

Volvo CE anima a sus clientes a descubrir cómo pueden redoblar sus esfuerzos para alcanzar un nivel cero o bien dar sus primeros pasos en este viaje hacia la sostenibilidad contactando con su concesionario o consultando el Programa de reducción de CO2 de Volvo.

MÁS INFORMACIÓN

Anne Bast

Jefa de Marca, marketing y comunicaciones
Equipo de construcción Volvo
Ventas región Europa/internacional
Correo electrónico: anne.bast@volvo.com