Controle su presupuesto de 3 formas con Volvo ACTIVE CARE

Los datos que proporcionan los sistemas telemáticos son la clave para controlarlo todo, desde el consumo de combustible y el uso de las máquinas, hasta problemas que, de no ser atendidos, pueden derivar en reparaciones o tiempos de parada imprevistos. Sin embargo, no es fácil procesar esta información. Volvo ACTIVE CARE reduce el ruido, es decir, permite realizar un mantenimiento y una supervisión con fines preventivos sin complicaciones.

1. Se detectan rápidamente los problemas de las máquinas para tomar medidas de inmediato

Quienes estén acostumbrados a utilizar sistemas de telemática conocen los códigos de errores. Dichos códigos corresponden a incidencias de la máquina. Sin embargo, no aportan información sobre el nivel de gravedad o cómo se pueden solucionar. En algunos casos, los gestores de flotas tienen que averiguar qué significa el código de error y, a continuación, intentan indagar en las causas de la propia incidencia.

Cuando un gestor maneja una flota mediana o grande, puede recibir numerosas alertas cada día. En su mayoría, son problemas menores, como bajo nivel de líquido limpiaparabrisas. Así que, cuando se acumulan alertas que no son de gravedad, se corre un mayor riesgo de pasar por alto problemas más serios. Y cuando se ignoran estos, se pueden sufrir tiempos de parada inesperados que, a su vez, elevan los costes y alargan los plazos de los proyectos.

Sin embargo, cuando un gestor de flotas cuenta con Volvo ACTIVE CARE, los datos del sistema de telemática son analizados. Es decir, en lugar de observar códigos de errores, reciben una alerta, donde se incluye la causa probable de la incidencia, la recomendación de una solución, así como las posibles consecuencias en caso de que no se actúe.

Además, se notifica paralelamente al concesionario y al cliente, para que puedan reaccionar a la mayor brevedad posible. Como el personal del concesionario cuenta con el diagnóstico, ya se sabe qué herramientas y qué técnicos hay llevar a la obra, o incluso si se debe llevar una máquina de sustitución en el caso de que se necesite más tiempo para resolver la incidencia.

Cuando se utiliza un sistema de telemática convencional, el personal del concesionario tiene que esperar a recibir una llamada del cliente y, al final, termina desplazándose repetidas veces hasta la obra (con el consiguiente gasto para el cliente) para realizar un diagnóstico y solucionar la incidencia. Todas estas complicaciones afectan gravemente a la productividad de la obra y amenaza el presupuesto previsto.

Furgoneta de mantenimiento de Volvo

2. Se controla el uso de la flota para detectar procesos ineficientes

Volvo ACTIVE CARE ayuda a que los proyectos se ciñan a los presupuestos también de otra forma, ya que controla el uso que se hace de las máquinas en toda la flota, así como de máquinas individuales. Cuando se contrata ACTIVE CARE, se reciben informes mensuales donde se recoge la información de una serie de puntos de toda la flota. Por ejemplo, se puede consultar a simple vista los porcentajes en activo y al ralentí de cada tipo de máquina y de máquinas específicas. Los tiempos al ralentí adecuados pueden variar considerablemente según el tipo de trabajo. Por eso, cuando se tiene en cuenta esta información, se puede controlar el ritmo de la flota y atajar cualquier coste innecesario, ya que es posible conocer qué máquinas se sobrepasan en su tiempo al ralentí y disminuyen el valor de reventa de las máquinas.

Unos tiempos excesivos al ralentí son indicativos de que la flota no se compone de las máquinas apropiadas para realizar el trabajo. Los tiempos al ralentí de algunos dúmperes pueden ser un aviso de que se necesita una cargadora o una excavadora de otro tamaño, o de que algunas máquinas que se están usando menos podrían estar rindiendo en otra parte de la obra. Cuando se dispone de informaciones de estas características, la flota eleva al máximo su eficiencia, y ninguna máquina supone un gasto innecesario para un proyecto.

ACTIVE CARE también supervisa el consumo de combustible de una flota, para que los gestores observen si tiene lugar algún proceso ineficiente. De esta forma pueden introducir cambios que conlleven ahorros adicionales.

Cargadora de ruedas Volvo

3. Se detectan usos incorrectos de las máquinas

Los informes mensuales de ACTIVE CARE no solo proporcionan información sobre la utilización y la eficiencia del combustible, sino que además contienen posibles usos incorrectos de las máquinas. Es decir, los gestores de flotas pueden consultar (en cada máquina o en toda la flota) los casos en los que un operador realiza acciones indebidas, como cambios a altas velocidades en cargadoras de ruedas, utilizaciones incorrectas del modo de trabajo en excavadoras o usos excesivos del bloqueador del diferencial en los dúmperes articulados. Cuando se está al tanto de todos estos problemas, se reducen costes, a la vez que se extiende el tiempo de funcionamiento y se determinan qué necesidades formativas tiene el operador. Todos estos aspectos contribuyen a reducir aún más el coste de los proyectos.

Entrenamiento de Operadores

MÁS INFORMACIÓN

Anne Bast

VP Comunicaciones Corporativas
Volvo Construction Equipment
Región comercial EMEA (Europa, Oriente Medio y África)
Tel.: + 46 16 5415906
anne.bast@volvo.com

Hannah Kitchener

SE10
Londres
Tel.: +44 207 923 5863
E-mail: hannah.kitchener@se10.com