Chaneme Comercial S.A. Colombia

Volvo CE exporta 50 dúmperes articulados de Brasil a Europa durante la pandemia

Con la interrupción temporal de la producción en Suecia en marzo, al comienzo de la pandemia de Covid19, la planta brasileña de equipos de construcción Volvo se encargó de complementar las entregas de dúmperes articulados modelo A30G al continente europeo en 2020. Las primeras unidades ya se están enviando, y las entregas continúan hasta septiembre.

Integrada en el sistema de producción mundial de la marca y con un fuerte perfil exportador, la unidad de Volvo en Pederneiras (Brasil) se activó una vez más para atender la demanda de los mercados fuera de su región de suministro habitual. En el momento del brote de la pandemia de Covid19 en Europa, Volvo Construction Equipment optó por fabricar 50 dúmperes articulados en Brasil, dada la imposibilidad temporal de producir estas unidades en su sede en Suecia: "Somos conocidos por nuestra flexibilidad industrial y nuestra alta calidad. Estamos totalmente preparados para satisfacer las necesidades de cualquier mercado de Volvo en el mundo", afirma Wladimir García, vicepresidente de operaciones industriales de Volvo CE en América Latina.

Las unidades del A30G brasileño irán a Noruega, Inglaterra, Polonia, Alemania, Bélgica, Francia y también a Israel, en el Medio Oriente. "Debido al alto valor añadido de este tipo de máquinas, este volumen de 50 dúmperes articulados es muy expresivo", argumenta Massami Murakami, director de planificación estratégica de Volvo CE en América Latina. Además de esta partida para Europa, los dúmperes articulados fabricados en Brasil se exportan a los Estados Unidos, Canadá, Sudáfrica, Oceanía, a varios países de América Latina y también se distribuyen en el propio mercado brasileño. Volvo es la única marca que fabrica dúmperes articulados en Brasil.

 

Exportaciones regulares

No es la primera vez que se le solicita a la planta brasileña que atienda la demanda de mercados inusuales. "En 2017 ya habíamos exportado dúmperes articulados a Europa. La excelente calidad de nuestros productos, señalada por las auditorías globales de Volvo, también ha sido reconocida por clientes de todo el mundo", asegura García. Actualmente, cerca del 50% de los equipos de construcción fabricados por Volvo en Brasil van al extranjero. Además de los dúmperes articulados, la planta brasileña también produce cargadoras de ruedas, excavadoras y compactadores.

La planta Volvo en Pederneiras es una referencia por ser pionera en la incorporación de conceptos de fabricación esbelta en el sector de maquinaria, lo que aporta una gran flexibilidad para optimizar los procesos en la planta. Por ejemplo, hace unos años, la planta innovó creando una línea de producción única para cargadoras y dúmperes articulados. El cambio redujo el tiempo de montaje un 12%, con ganancias en la logística industrial y un mejor uso de la capacidad instalada.

Fundada en 1975 como una planta de Máquinas Clark, la planta sufrió varias fusiones e incorporaciones hasta que se convirtió en una unidad Volvo en 1995. Actualmente emplea a 375 empleados directos.

 

Invención revolucionaria

El dúmper articulado es un invento de Volvo que durante más de cinco décadas ha revolucionado las grandes obras de construcción en todo el mundo. El primer modelo, introducido en Suecia en 1966, tenía una capacidad de 10 toneladas. La gran flexibilidad para operar en terrenos accidentados ya era la principal característica del modelo. A partir de la popularización de los dúmperes articulados, fue posible llegar a donde ningún camión normal podía llegar. 

Debido a su extrema robustez y a su gran eficacia operativa, los dúmperes articulados se convirtieron rápidamente en esenciales para la construcción de grandes obras, como presas, centrales hidroeléctricas, complejos industriales, minería, carreteras de alto tráfico, etc.

Pionera en el sector, Volvo es una referencia mundial en este tipo de productos y ofrece hoy en día modelos de 25 a 60 toneladas, de los que una parte se produce en la planta de la marca en Braås (Suecia) y otra en Pederneiras (Brasil).